Cerezos en flor, ¿dónde y cuándo?

Se acerca la primavera y con ella la floración de los cerezos, también conocida como Sakura(桜o さくら?)en Japón. Dicho término se refiere no solo a la flor del cerezo sino también al árbol en sí mismo. En Japón es una de las flores más significativas, ¿sabes por qué?

En la cultura samurái sakura simbolizaba la fragilidad y lo efímero. Sus pétalos representaban la fugacidad de la vida por su corta floración, apenas 2 semanas, y se asociaban además a la sangre de las batallas de los antiguos guerreros. Por ello se relaciona esta flor al sacrificio de los samuráis. En la actualidad  simboliza en Japón la belleza y fugacidad de la vida, la inocencia, sencillez y renacer de la primavera. Esa es la razón por la que el sakura es tan importante en su cultura, convirtiéndose en tradición el llamado hanami (花見)  o contemplación de la flor del cerezo en Japón.

El hanami es uno de los acontecimientos más importantes en Japón por su simbología y extraordinaria belleza. A principios de marzo o incluso antes, las ramas desnudas de los cerezos empiezan a teñirse de tonalidades rosas, blancas, violetas, moradas… Un espectáculo de colores para la retina que todos los japoneses acuden a ver. Por ello, la primavera y el otoño son las dos estaciones más espectaculares del año para visitar este país de contrastes. Si tienes pensado viajar durante el sakura, no olvides observar la previsión de floración anual para saber cuándo es el momento de máximo esplendor en cada ciudad. Existen diferentes blogs y portales en los que puedes encontrar esta información. Ten en cuenta además que muchas variedades de cerezos han sido cultivadas para uso ornamental, por lo que no producen frutos.

Pero Japón no es el único lugar del mundo donde puedes ver este espectáculo de la naturaleza. En el norte de Extremadura se encuentra el Valle del Jerte, famoso por su floración espectacular de los cerezos en primavera y de belleza singular.

¿Sabes cuándo  disfrutar de este espectáculo?

Aunque los árboles no entienden de calendario y no se puede saber con exactitud, el momento álgido de floración en el Jerte es a mediados de marzo, cuando todo el valle se tiñe de blanco radiante con millones de cerezos, como si de pequeñas nubes de algodón se tratara. Pequeñas florecillas blancas cual mariposas revoloteando en el aire dan la bienvenida a la primavera ¡Qué belleza! En esas fechas puedes disfrutar de la la Fiesta del Cerezo en Flor, declarada de Interés Turístico Nacional.

En el Valle del Jerte se cultiva además de forma artesanal la cereza picota, una de las más apreciadas por su sabor y calidad superior. Como curiosidad, te gustará saber que la picota no tiene rabito porque se queda prendido en el árbol durante la recolección artesanal, así te será más fácil reconocerlas.

Si no puedes acudir en esta época, puedes visitar el Valle del Jerte también en otoño, donde las hojas de los cerezos se tornan rojizas, naranjas, ocres, … dando pie a la “otoñada” y su festival.

Y para los que como yo, viváis cerca de Barcelona, también podéis disfrutar de esta maravilla de la naturaleza en Sant Climent de Llobregat,  un pequeño pueblo a tan solo 14 km de la ciudad. Allí está tomada la foto de la portada, que surgió por casualidad al ver que los cerezos todavía no estaban en flor.

Huele a primavera y yo ya he hecho foto de las primeras flores de los cerezos 😉 Debajo os muestro algunas fotos de cerezos y cerezas de origami en los que he estado trabajando últimamente. ¡Espero que os gusten tanto como a mí!

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué papel compro?
Ilumina la noche más mágica del año

MENU

Back

Share to